PTOSIS DEL PÁRPADO

Comúnmente conocida como caída de párpado, supone uno de los problemas oculoplásticos más comunes, se manifiesta mediante la caída o descenso del párpado superior de uno o de los dos ojos, ocluyendo de este modo una parte del globo ocular. Generalmente se presenta por la disfunción del músculo elevador que aparece con el envejecimiento, sin embargo también se puede presentar en personas jóvenes quienes hayan nacido con este problema.

Tipos
  • La ptosis del párpado congénito se presenta desde el mismo nacimiento del afectado y viene relacionada, por regla general, con un anormal desarrollo embrionario del músculo elevador del párpado. Este tipo de ptosis no va necesariamente asociada a la existencia de antecedentes familiares.
  • La ptosis del párpado adquirida es la que aparece en una fase posterior al nacimiento, incluso ya en edades avanzadas. Son muchos los factores que pueden dar lugar a esta aparición a posteriori de párpados caídos, entre otros el propio envejecimiento, desórdenes neurológicos, ciertos traumatismos locales, diabetes, reacciones alérgicas, enfermedades musculares, afecciones cerebro vasculares u otras causas.
Causas

La ptosis palpebral suele deberse a una disfunción del músculo elevador del párpado superior, que puede estar ocasionada por una gran cantidad de factores. Así, según el origen de esta disfunción podemos clasificar diferentes tipos de ptosis:

 

  • Ptosis aponeurótica: es la más común y se debe al propio envejecimiento de los tejidos tendinosos palpebrales, lo que provoca la caída del párpado.
  • Ptosis neurogénica: se produce por una anomalía en el estímulo nervioso del músculo elevador. Suele aparecer en niños.
  • Ptosis mecánica: se produce por la presencia de un quiste o tumor en el párpado superior, lo que produce una caída por el mismo peso del bulto.
  • Ptosis miogénica: se da debido a alteraciones musculares. El músculo elevador del párpado superior no realiza bien su función, por lo que no consigue que este se mantenga en su posición normal.
Tratamiento: Blefaroplastia

Es un tipo de cirugía que extirpa el exceso de piel de los párpados. Puede reducir o eliminar estos problemas de visión. La cirugía también puede lograr que los ojos parezcan más jóvenes y alerta. La blefaroplastia puede realizarse al mismo tiempo que te realizas otro procedimiento, como un levantamiento de cejas, un estiramiento facial o un rejuvenecimiento cutáneo.

Mejora tu calidad visual y estética con nosotros, agenda tu cita.