LIPOESCULTURA

Es una técnica quirúrgica utilizada para eliminar depósitos de grasa antiestéticos de determinadas áreas del cuerpo, incluyendo cara y cuello, brazos, tronco, abdomen, nalgas, caderas y muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos. No es un sustituto de la reducción de peso, sino un método para eliminar depósitos localizados de tejido graso que no responden a la dieta o el ejercicio.

¿Cuándo se realiza?

Es importante destacar que esta operación no es una forma de cirugía para la obesidad ni para adelgazar o bajar de peso, sino que consiste en la eliminación directa de la grasa localizada. La lipoescultura está pensada para neutralizar los cúmulos de grasa rebelde que son difíciles de eliminar, incluso llevando unos hábitos saludables de alimentación equilibrada y ejercicio físico. Así, los pacientes que van a realizarse una lipoescultura están dentro de un peso normal o sobrepeso.

Cuidados Posteriores

El postoperatorio consiste en mantener reposo durante unos tres días, así como un tratamiento de antibióticos y llevando una venda de presión o faja elástica. Esta faja deberá llevarse durante 2 a 4 semanas, pero a los 4 o 5 días el paciente puede volver a sus actividades normales, y a los 10 días puede volver a hacer ejercicio paulatinamente.

Procedimientos quirúrgicos con excelentes resultados, contáctanos.