ABDOMINOPLASTIA

Es una intervención quirúrgica que está indicada en aquellos pacientes que quieren eliminar un exceso de piel y grasa de la parte media e inferior del abdomen y, además, reforzar la musculatura de la pared abdominal. En la mayoría de los casos, los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico.

¿Quién son candidatos?

Los candidatos ideales para someterse a una abdominoplastia son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico. Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial. 

Cuidados Posteriores

Puede llevar de unas semanas a unos poco meses el volver a sentirse como antes. Si su estado físico previo a la cirugía es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida.

Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. El ejercicio físico ayuda a recuperarse antes. 

Las cicatrices pueden parecer que empeoran durante los primeros 3 a 6 meses mientras están en periodo de curación. Esto es normal. Hay que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare.

Cada procedimiento es cuidadosamente planeado para ti, agenda tu cita de valoración.